Historias de la vida “Humillar al débil es miserable y cobarde”

historias

La historía de hoy se centra en un chico tímido y apocado llamado Timoteo, un chico con una discapacidad intelectual limite, esta discapacidad le hace un ser vulnerable, Timoteo trabaja de conserje-recepcionista en la oficina de los hermanos Mateo, hoy nos centraremos en un desagradable incidente entre uno de los Mateo y Timoteo.

Don Mario Mateo, un hombre amable ante la gente pero muy prepotente en el fondo, que no tiene problema de tratar mal al que cree inferior a el.

Don Mario entra en los baños de la oficina.

¿Qué es esto? – Preguntaba enfadado Don Mario

¡Esto está lleno de pelos! (por lo bajini) Se va enterar Timoteo.

¡Timoteo! ¿Te recortaste la barba en el baño? – Preguntaba Don Mario

No, señor -Contestó Timoteo

¿Puedes venir a mi despacho? – Dijo Don Mario.

Ya en el despacho de Don Mario, la tensión se mascaba en el ambiente.

Te volveré a hacer la pregunta, Timoteo – dijo Don Mario

Dígame, señor – dijo Timoteo

¿Te recortaste la barba en el baño? – Pregunto tenso Don Mario

No, señor – dijo Timoteo

No me mientas, Timoteo, me estás mintiendo – acusaba Don Mario

De verdad, señor, no fui yo – dijo Timoteo

Creo que me estas mintiendo, y no me gusta que me mientan, Timoteo – seguía acusando Don Mario

Señor, le juro que no fui yo – dijo ya nervioso Timoteo

No jures en falso, Timoteo, no jures en falso, fuiste tu, ¡No mientas! – acusaba mas Don Mario

No le miento, señor, ¿Por qué lo iba a mentir? – dijo nervioso Timoteo

Porque siempre mientes, Timoteo, no haces otra cosa, ¡Eres un mentiroso, Timoteo! ¡No haces mas que mentir! – acusaba muy enfadado Don Mario

¡Basta, señor! -dijo lloroso Timoteo

Basta, señor – dijo burlonamente Timoteo, – ¡Mentiroso! ¡Haces lo que te da la gana siempre! Cuéntame ¿A que ya estabas tratando de ver que teníamos en la caja fuerte? Cuéntame, tonto

¡Por favor, señor! ¡Eso es mentira, señor! -dijo lloroso gritando Timoteo

Y te metes en mi ordenador a ver pornografía, ¡pedazo de pervertido! ¡inmoral! – acusaba fuera de si Don Mario

¡Noooo, don Mario! ¡Es mentira, señor! por favor – dijo lloroso gritando Timoteo

Eres un desastre, Timoteo, anda vete ya – dijo Timoteo

Ya a solas, Don Mario en su despacho se jactaba de su hazaña y se decía a si mismo – Ya me desfogue, siempre viene bien gritar a este tonto para aliviar tensiones, bueno a otra cosa, (suena su movil) ¡Hola, Jose! gusto en saludarte, que bueno que hablo contigo, que alegría ¿Cómo estas, amigo?

Mientras Timoteo fue al baño a llorar desconsoladamente tras la terrible humillación de D.Mario, y se decía ¿Por qué me pasa esto a mí?, la moraleja de esta historía es que abusar del débil es lo mas miserable del mundo, todas las personas merecen respeto y consideración, abusar de la debilidad de la gente es miserable y cobarde.

4 comentarios en “Historias de la vida “Humillar al débil es miserable y cobarde”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s